¿Cómo elegir entre rentar, comprar o arrendar un montacargas?

Renta-y-financiamiento-de-montacargas

Cada vez que las áreas financieras y operativas de las empresas se encuentran en la evaluación de una nueva flotilla de equipo para manejo de carga, enfrentan la decisión de comprar, rentar o arrendar equipos.  No hay una solución que acomode a todos, hay muchos factores que se deben tomar en consideración y nuestra intención es ayudarle a evaluar correctamente los impactos de las opciones disponibles.

Por lo general en México tenemos tres opciones para adquirir un montacargas nuevo: Comprar, arrendar o rentar. A continuación, explicamos más a detalle cada una de ellas. 

Comprar

Esta resulta ser la alternativa más barata de todas debido a que no existe un costo financiero asociado a ella. Sin embargo, hay que considerar que se tendrá que realizar una inversión inicial fuerte la cual será depreciada en 4 años según las normas fiscales actuales. 

Arrendar 

Otra solución es tomar un arrendamiento puro o financiero. Esta alternativa está tomando mucha popularidad debido a que en el caso del arrendamiento puro el total de la renta será 100% deducible según las normas fiscales actuales mexicanas. De manera que al final del arrendamiento se podrá tomar la opción de comprar o bien adquirir otro equipo nuevo.

Además,  tiene la ventaja de siempre tener la última tecnología disponible con la mayor seguridad y manteniendo los gastos de mantenimiento bajos para la empresa. Esta opción es sumamente adecuada para mantener la partida de los montacargas dentro de un presupuesto. En cuanto al arrendamiento financiero, la empresa básicamente obtiene un crédito y el activo entra en su balance y se depreciará en 4 años. 

Tanto en el arrendamiento puro como en el financiero la empresa tendrá que pasar un estudio de crédito por parte de la arrendadora donde se analizarán aspectos como la salud del balance, su score crediticio, la mezcla de sus ventas, tiempo en el negocio, récord de pagos, liquidez y solvencia entre otros. Cada arrendadora realiza la valoración de manera distinta, pero por lo general los puntos antes citados siempre serán evaluados.

Rentar

Dependiendo del alcance y las necesidades, rentar puede ser un poco más costoso que las opciones anteriores. Las empresas generalmente toman esta opción para delegar la responsabilidad del mantenimiento al arrendador, cubrir necesidades a corto plazo o evitar plazos forzosos como en los arrendamientos. En este caso,  adicionalmente las empresas contarán con equipos de respaldo o bien la sustitución de los equipos en caso de alguna falla siempre y cuando no sea por mal uso o negligencia. 

Consideraciones que le pueden ayudar a elegir la opción más conveniente. 

  1. Evaluar el ciclo económico en el que la organización se encuentra o si se tienen contratos garantizados por los siguientes años.
  2. Conocer la situación fiscal y saber si se opta por depreciar o bien enviar a resultados las rentas o arrendamientos.
  3. Evaluar el retorno de la inversión en cada opción.
  4. El uso que se le dará a las máquinas en cuanto a la utilización de las mismas.
  5. El tamaño de la flota, así como los tipos de montacargas que se tienen en una operación, pueden influir en la decisión dado el grado de cobertura de riesgos que la empresa desee tener. Incluso, muchas veces se debe optar por la opción que reduzca más estos riesgos, en lugar de solamente tomar una decisión económica.

Al final, la decisión financiera que se decida realizar tendrá que ir enfocada a reducir desperdicios y optimizar sus operaciones. Eliminar gastos financieros y fiscales pueden elevar a su compañía a nuevos niveles para el futuro. 

Ya sea que decida arrendar, comprar o rentar un montacargas, en Seil podrá encontrar la solución a su medida. Contáctenos si gusta que nuestros asesores especializados evalúen su operación y le ayuden a elegir la mejor opción de acuerdo a sus necesidades.

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Comentarios (0)




 Nuevo comentario: